Son difíciles las oposiciones a Policía Nacional

¿Cuál es la dificultad de las oposiciones a Policía Nacional?

Existen muchos aspirantes con vocación a esta profesión, y una de las preguntas iniciales que suelen hacerse es si son difíciles las oposiciones a Policía Nacional. El cuerpo de Policía Nacional se encuadra dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con la función del mantenimiento de los derechos y deberes de todos los ciudadanos. 

Cada año se convocan alrededor de 2.000 plazas para ingresar en la Escala Básica de este cuerpo a través del sistema de oposición. Pero, ¿es mucha la dificultad de las oposiciones a Policía Nacional? A continuación, explicaremos los requisitos previos exigidos y  las pruebas de las que consta el proceso selectivo, y en comparación con otras oposiciones similares para así poder dar una respuesta fundamentada basándonos en los muchos años que llevamos como academia de oposiciones de policía nacional en Granada.

¿Son muy exigentes los requisitos previos para la oposición a Policía?

Aunque todo proceso selectivo para acceder a un puesto público y bien remunerado conlleva un cierto nivel de complejidad lo cierto es que las oposiciones al Cuerpo de Policía Nacional Escala Básica no son tan difíciles como pudiera parecer. Todo depende del grado de implicación. Para empezar, los requisitos previos que cualquier aspirante debe reunir para acceder a este cuerpo son relativamente fáciles de cumplir, pues únicamente son:
  • Estar en posesión de la nacionalidad española.
  • Haber cumplido los 18 años pero no superar la edad máxima de jubilación.
  • No haber sido sancionado con una condena por delito doloso, con separación del servicio de las Administraciones Públicas, ni con inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas.
  • No haber incurrido en ninguna de las causas de exclusión, ya sea física o psíquica, que imposibiliten o disminuyan la capacidad funcional que requiere el puesto.
  • Aportar el compromiso de portar armas y de llegar a utilizarlas, dado el caso.
  • Tener el permiso de conducir de clase B.
  • Y tener el título de Bachillerato o título equivalente o haber cumplido los requisitos necesarios para obtenerlo en el momento de finalización del plazo para presentar las solicitudes.
  • Y además, para acceder a las plazas que se reservan a militares profesionales de tropa y marinería, debe contarse con 5 años de servicio.
Como ves, nadie podría indicar que las oposiciones para Policia Pacional son difíciles desde un punto de vista de requisitos de requisitos previos.  En esta misma línea, las pruebas de las que consta el proceso selectivo tampoco son excesivamente complicadas.

¿Son muy difíciles las pruebas físicas o los exámenes de las oposiciones a Policía Nacional?

En primer lugar, el aspirante debe superar la prueba de aptitud física, consistente en tres ejercicios eliminatorios. El primero se trata de una prueba de agilidad con un circuito de obstáculos; el segundo de una prueba de fuerza con dominadas para los hombres y tiempo en suspensión para las mujeres; y el tercero de una prueba de resistencia con una carrera de 1000 metros. Cada prueba se puntúa de 0 a 10, debiendo alcanzar el 5 para ser considerado apto. Superada la primera prueba, el opositor se enfrentará a la prueba de conocimientos y ortografía, que consta de dos ejercicios tipo cuestionario. Al igual que en la prueba de aptitud física, cada ejercicio se puntúa de 0 a 10, y para aprobar será necesario un 5. Aprobadas las pruebas anteriores, el aspirante deberá afrontar una tercera prueba que consta de tres partes eliminatorias que son un reconocimiento médico, una entrevista personal y uno o varios test psicotécnicos. Finalmente, existe la posibilidad de presentarse a una cuarta prueba voluntaria, para mejorar hasta en 2 puntos la nota final, sobre conocimientos de inglés o francés. Normalmente, los ejercicios más temidos son las pruebas físicas, la entrevista personal y los test psicotécnicos. Pero, de hecho, tienen una dificultad similar a la de otras oposiciones como Guardia Civil o Policía Local. Y en todo caso, la  dificultad de las oposiciones para Policía Nacional puede superarse con práctica y preparación. Esto, unido a un temario de no más de 44 temas y a que las convocatorias son bastantes regulares y con un número amplio de plazas ofertadas, nos lleva a afirmar que aprobar las oposiciones a Policía Nacional está al alcance de cualquier persona que realmente quiera serlo. 

¿Cómo aprobar este tipo de oposiciones?

Aunque cada opositor es un mundo y no existen trucos o atajos para aprobar las oposiciones a Policía Nacional, de forma general sí que pueden señalarse algunas claves para tener éxito. Más importante que la aptitud, es la actitud. Enfrentarse con entusiasmo, ganas y de forma optimista a la oposición será esencial para mantener la motivación y el esfuerzo en los momentos más difíciles del proceso Del mismo modo, la disciplina y la implicación son fundamentales desde el primer momento. Es necesario construir una rutina de estudio y entrenamiento, planificar y cumplir un horario entregado y constante pero que se adapte a nuestras circunstancias y con un día de descanso semanal; a la vez que marcar objetivos realistas a corto, medio y largo plazo. También es fundamental contar con un espacio adecuado para el estudio con accesorios como ordenador, e incluso papel y bolígrafo para tomar tus notas, temario actualizado y trabajar con una metodología de estudio adecuada y eficiente. Igualmente, resulta de gran utilidad emplear diversas técnicas de estudio y abordar el temario realizando esquemas, resúmenes o mapas conceptuales que permitan dominar todo el contenido. Y para las pruebas físicas, habrán de tenerse claras las condiciones del apto y las mínimas exigidas, incorporar los entrenamientos a la rutina diaria combinando la preparación teórica con la física, y es especialmente recomendable contar con la ayuda de profesionales especializados en estas pruebas.

En resumen, ¿son difíciles las oposiciones a Policía Nacional?

Si atendemos a los requisitos previos exigidos y a las pruebas de las que consta el proceso selectivo, y en comparación con otras oposiciones similares, en general, la respuesta es NO. Simplemente hay que estar motivado para superarlo y dedicarles el tiempo que requieren para poder superar las distintas fases del proceso. En definitiva, no puede decirse que las oposiciones a Policía Nacional sean más difíciles que otras similares. Es cierto que todo proceso selectivo de oposición tiene una complejidad innata; pero con tiempo y una buena preparación, con trabajo diario y constancia, toda persona que se proponga seriamente acceder al Cuerpo de Policía Nacional puede lograrlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido de la web, poder ofrecerte el servicio de cursos o suscripciones y analizar el tráfico de la web. Puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento y visitar nuestra Política de Cookies

[información] [ajustar las cookies]